Relacionando nuestro estudio con los lugares en el mapa
América, edición por CLM

“… tomaron sus ejércitos y fueron a las fronteras de la tierra de Zarahemla, y cayeron sobre los que se hallaban en la tierra de Ammoníah, y los destruyeron” (Alma 25:2).

Respetamos todas las teorías sobre la geografía del Libro de Mormón. Hay diversos mapas creados, algunos con muchos detalles y otros con muy poca información. Aunque la Iglesia no tiene ninguna postura oficial sobre la geografía, a pesar de muchas opiniones expresadas por líderes anteriores, lo único que se ha dicho recientemente en la página oficial de la Iglesia es que el cerro Cumorah de Nueva York no es el Cumorah del Libro de Mormón. Empezó a llamársele así por costumbre de miembros de la Iglesia y no por revelación (https://history.churchofjesuschrist.org/content/saints-and-book-of-mormon-geography?lang=eng).

El mapa creado por Central del Libro de Mormón el año pasado reúne los esfuerzos de varios expertos (https://geografia.centralldm.es). Aunque el mapa está abiertamente sujeto a investigación, comparación y corrección, es tan detallado que ayuda en el estudio del Libro de Mormón, aunque sea solo para ver los paisajes recorridos en la historia del libro. El mapa puede utilizarse a través de la página geografia.centralldm.es o descargar e ingresar a Google Earth, en su propia computadora.

Acompañando la lectura, uno puede ver cuán cerca los lamanitas estaban de Zarahemla cuando se unieron a los amlicitas en la tierra de Minón (Alma 2:24). Ahora, en los capítulos de Ven, Sígueme, podemos ver cómo pudieron ir “a las fronteras de la tierra de Zarahemla, y [caer] sobre los que se hallaban en la tierra de Ammoníah” (Alma 25:2). De acuerdo con el mapa, parece que los lamanitas estaban acercándose a, o en camino a, Zarahemla y terminan desatando su ira sobre Ammoníah. Vemos también que si los lamanitas hubieran seguido en su camino habrían llegado a la tierra de Gedeón. En otras palabras, Ammoníah sirvió de amortiguador para absorber la ira de los lamanitas.

Después leemos que al ver que no podían con los nefitas emprendieron la retirada “y muchos se fueron a vivir a la tierra de Ismael y a la tierra de Nefi, y se unieron al pueblo de Dios, que era el pueblo de Anti-Nefi-Lehi” (Alma 25:13). Parece que no todos los lamanitas convertidos se fueron a la tierra de Jersón (Alma 27:22), ya que todavía había un pueblo de Dios en las tierras de Ismael y Nefi, donde habían predicado Ammón y sus hermanos.

Para muchos, tal vez no sea importante ver cómo se pudieron haber llevado a cabo los acontecimientos del Libro de Mormón pero a mí me ha enriquecido el estudio. Sea cual sea el mapa que usen, dondequiera que ubiquen las tierras nefitas y lamanitas, asegúrense de que los puntos se ajustan a las fechas, distancias y altitudes dichos o implicados en el texto. No se empeñen en ajustar el mapa a la interpretación de su maestro o líder.

¡Que disfruten al máximo el estudio de las Escrituras para acercarse a Dios el Padre y a Su Hijo, Jesucristo!

Buscar por destacados: 

Referencias a Escrituras: 
Alma 25:2